Un catalán en la tierra de Juan Valdez (I)

arepa en un Catalán en la Tierra de Juan Valdes

Un catalán en la tierra de Juan Valdez (I), este ha sido el título elegido para su post por nuestro primer viajero invitado.

Para los que puedan preguntarse el por qué del nombre de ésta categoría, ahí va la explicación.

Una de las ideas que tenía muy clara cuando pensaba en cómo sería este blog, era que debía poner otras voces al relato, preferiblemente de gente de otros lugares que conociesen el Quindío.

Quiero asegurarme de mostrar mi tierra no sólo desde mi punto de vista, que no nos engañemos, algunas veces puede llegar a ser subjetivo, sino también enseñarla a través de otras miradas.

Y he decidido que el primer viajero invitado sea la persona que conoció el Quindío como un efecto colateral de haberme conocido.

Así que os dejo con él y con sus experiencias, ah! y ya adelanto que ésta no será la única entrada que compartirá con nosotros.

_______

un-catalan-en-la-tierra-de-juan-valdez

Jordi Jiménez Pitarch

Arquitecto urbanista Ciclista Aficionado 

Cataluña

Literalmente el primer saludo: Qué mas?. Qué mas?. Matemáticas como recibimiento? No conozco a esta señora, no hay nada a lo que sumar nada. No le he contado nada y por tanto no tengo nada que añadir. Mi mente abierta y el contexto me dijo que quizás fuese un saludo, así que respondí con un internacional hola!.

Bienvenidos a Colombia, mejor dicho a una parte de Colombia llamada Quindío con sus expresiones y modismos. Un país que tiene mas o menos un millón de kilómetros cuadrados y unos 46 millones de habitantes del que tan solo conozco una pequeña parte. En concreto la parte mas pequeña, el Quindío; la comunidad autónoma (allí se llaman departamentos); con menor superficie, un puñado de municipios y quizás con el paisaje más privilegiado. Y yo un catalán que por motivos familiares (que motivo más familiar puede haber que estar casado con una colombiana?) y también por motivos profesionales, he tenido la oportunidad de conocer.

Sí fuese americano y Colombia una monarquía podría decirse que soy un americano en la corte del rey Arturo. Pero la verdad, no veo a los colombianos muy monárquicos y para lo bueno y para lo malo soy europeo. Así que estas crónicas serán una especie de catalán en las tierras de Juan Valdez.

Juan Valdez, un señor con bigote que trabaja en el mundo del café. Supongo que lo recolecta y lo lleva a lomos de su mula desde el campo hasta la tostadora. Alguien debería decirle que mejor forme una cooperativa y alquile un camión.

Volvamos al qué más! de saludo. No es más que un hola, cómo estás?. Las preguntas sobre el pasado reciente vuelven con el quiubo, que es como suena qué hubo? en colombiano. Osea, una especie de qué tal?.

Nos podemos dar por saludados y entrar en materia, o sea comer algo después de un largo vuelo y prepararse para unas jornadas de viajes con el verde de color de fondo.

Ya conoceréis algunos colombianos que viven aquí. Ya sabéis que son exactamente igual de buenas o malas personas que los canadienses o los vietnamitas. Aquí se integran sin mayor problema. Seremos capaces de integrarnos nosotros allí?.

No lo tenemos mal del todo, estos colombianos hacen fiesta los domingos, te entienden cuando hablas, te ayudan si te caes y son extremadamente amables en las formas. Me temo que, por decir algún lugar remoto como Turkmenistán, la integración seria más complicada.

arepa en un Catalán en la Tierra de Juan Valdes

Para empezar comamos algo para picar. Estamos a 10.000 km de casa y ha de notarse. No hay bares con croissants y cortados. No hay bocatas de jamón, (de hecho no hay pan). No busques ensaimadas ni por supuesto esperes un café cargado.

Platanal en un catalán en la tierra de Juan Valdez

by Jordi Jiménez P.

Solo hay una especie de pan que huele y sabe a queso. El café se sirve en barreños y todo, absolutamente todo lleva plátano. Ya tendremos tiempo de hablar del plátano, merece un monográfico. Bueno, solo buscamos algo para matar el hambre. Cuando queramos comer veremos que la oferta se amplia en dos alimentos más, arepas y cerdo en sus múltiples variantes.

Nuestra primera mañana en el Quindío esta acabando y es el momento de descansar y planear excursiones. Levanta la vista y mira las montañas del fondo, estás en los Andes, a un montón de metros de altura y bastante cerca del ecuador. Tienes todos los tonos de verde a tu alcance. Por cierto combina muy bien con los taxis amarillos.

skyline de un catalán en la tierra de Juan Valdez

by Jordi Jiménez P.

Échate una siesta y toma fuerzas para los próximos días. Descubriremos qué pasa con los prejuicios, ideas preconcebidas, sorpresas, alegrías y alguna decepción que esperan a un catalán en la tierra de Juan Valdez. No seré el único, como en todas partes siempre te encuentras una familia de Granollers.

Y no solo será una fiesta para la vista, también lo será para el olfato. La gasolina es diferente, no se si aquí lleva algún aditivo y allí no o al revés, pero huele diferente. Y que decir de los colombianos, huelen a flores!. Continuará…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que darte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies