Un catalán en la tierra de Juan Valdez (II)

Taza de café en un catalán en la tierra de Juan Valdez

Qué cosas ve un catalán en la tierra de Juan Valdez?

Volvemos con la segunda entrega de las vivencias y puntos de vista de un arquitecto catalán en sus viajes a la tierra del café.

En el anterior post nuestro viajero invitado nos acercaba a las costumbres gastronómicas y a la peculiar manera de saludar de los quindianos. Hoy continuará con las impresiones que le ha dejado su viaje cafetero particular.

Os dejo con Jordi Jiménez Pitarch y la segunda parte de un Catalán en la tierra de Juan Valdez (II)


Mi experiencia en ponencias, conferencias, exposiciones, lecturas….etc me dice que el cerebro solo esta al 100% cuando se explican ejemplos o anécdotas.

logo el viaje cafetero en un catalán en la tierra de Juan Valdez IIAsí que para datos, criticas gastronómicas, fotos chulas y guías de viaje ya estáis consultando el resto del blog, Lonely Planet o los quince tomos de la Guía Académica de la Geografía Colombiana, escrita por el insigne doctor Arquimiades Jaramillo.

Hollywood ha hecho mucho daño. Si recordáis las películas donde la historia pasa en Colombia os vendrán a la cabeza tipos sudando, música de guitarra mejicana-andaluza y gallinas en medio de la calle.

Desmiento todo, para empezar los colombianos no sudan, no se ensucian y su ropa no se arruga. Es metafísicamente imposible que un colombiano salga a la calle sin arreglar. Te podrá gustar mas o menos su estilo pero en su opinión,  van dispuestos a pasar una exhaustiva revisión por parte de cualquier crítico de moda. Eso sí, las camisas y polos siempre dentro de los pantalones, debe haber una ley que prohíbe que vayan por fuera.

Si van bien vestidos no digamos limpios. Recientes estudios dicen que un exceso de limpieza debilita el organismo frente a infecciones. Si tienes valor díselo a cualquiera que veas por la calle.

Otro aspecto es el uso desmesurado de colonias, perfume se llama allí. Las botellas colombianas de colonia son de litro y duran una media de una semana.

Como reconocido crítico de moda que soy puedo decir que el estilo imperante es el clásico-sport. Luego volveré a este tema cuando toque hablar de LAS colombianas.

Me resulto muy curiosa la afición por los uniformes. Aquí los vemos en la policía y organismos muy muy oficiales. Allí los llevan orgullosamente los miembros de una escuela de odontología, de una peluquería o de una cadena de pollo frito. Por no hablar de los seguratas, cuyo rango mínimo debe ser el de mariscal de campo (y el armamento mínimo, un colt 45 tipo Clint Eastwood cuando no un cañon calibre 88).

Respecto a la imagen de las colombianas poco hay que decir. Ya conocen a Lisbeth Jazmín Orondo, Miss Universo 2014. En realidad no sé si se llama así pero podrán deducir que es guapa a rabiar (por no decir que está muy buena). Pues bien, este el modelo que siguen el 90% de las colombianas de todas las edades. Pelo largo Pantene, ropa tres tallas mas pequeña de lo saludable, sonrisa que puede alumbrar un estadio de fútbol y delicioso aroma que enloquecería al protagonista de El Perfume.

Los concursos de belleza son muy habituales y el modelo de mujer se repite en programas de televisión, telenovelas y publicidad. Tampoco es cuestión de quejarse, no?

Volviendo a los cuidados personales, un estudio de la Universidad Javeriana de Bogotá estimó una media de 4 horas de chapa y pintura previas a cualquier salida fuera del hogar.

El resultado de tanto culto a la belleza es que cuando un colombiano y una colombiana tienen una primera cita (han de estar especialmente guapos) nace un unicornio y pasa una estrella fugaz.

Decía que el estilo imperante es algo clásico. No se como expresarlo, mejor decir que paseando por la calle encuentras a faltar algún signo de “modernez”, alguien que se salte las normas.

Hablando de la Universidad Javeriana. Es lo que se dice una universidad pija. El nivel académico es muy bueno y los que han podido estudiar allí no dudan en recordártelo en tarjetas, firmas de mails o si no viene al caso te lo sueltan porque si, porque yo lo valgo.

Huele a elitismo, y efectivamente Colombia es un país muy elitista. Una élite que ha estudiado en esta Universidad, o en el caso de ser ricos ricos de verdad, en el extranjero. Casualmente es el caso de la mayoría de políticos. Fíjate que casualidad que ya eran ricos genéticos antes dedicarse a la política y en vez de seguir llevando los negocios de papa, decidieron servir a su pueblo.

También resulta curioso que los apellidos de los políticos se repitan tanto. Unas cuantas familias deciden de manera abnegada dejar momentáneamente de consultar la cotización de la bolsa y legislar para el bien común. Sicono ascensor en un catalán en la tierra de Juan Valdeze me salen las lágrimas de tanto altruismo.

El ascensor social que aquí funciona de vez en cuando, allí lo hace perfectamente, pero solo del ático al sobreático.

Afortunadamente el país está mejorando su situación económica y las clases bajas y media lo deben estar notando. Los que seguro que lo hacen son los de la clase alta.

icono de dinero en un catalán en la tierra de Juan Valdez IIEsto de las clases está institucionalizado. Supongo que con la mejor de las intenciones, según tu lugar de residencia perteneces a un estrato u otro. Van del uno al seis. Si vives en una zona estrato uno tienes subvencionado los recibos de los servicios básicos (agua, luz…..) y si perteneces al seis pagas más que nadie, en teoría para pagar parte de la subvención a los niveles más bajos. No parece mala idea.

Me gustaría hacer amigos y hablar de política pero reconozco que no tengo claro quien es de izquierdas y derechas. He de investigar para poder opinar. Solo comentaré dos hechos curiosos.

Primero que en época de elecciones los taxistas llevan pegatinas de los candidatos (también se ven carteles en casas particulares). Me chocó mucho ver una pancarta en el edificio de la gobernación (como el gobierno autónomo y en este caso de otro partido) contra una medida de impuestos de la alcaldía de Armenia. 

Me explico, es como si en la Plaça Sant Jaume el edificio del Ajuntament tuviese un cartel (20m x 10m) con el lema “Contra la injusticia de l’impost de successions”,  impuesto de la Generalitat ). Es un tema muy aburrido, mejor dejarlo aquí, además mi encargo oculto es crear interés por el Quindío, hablar de la gastronomía cafetera o del paisaje, y no constatar que los políticos son igual en todas partes.

Apa¡….. por hoy ya vale.

 

4 Discussion to this post

  1. Valentina Zapata dice:

    Muy buen articulo…..divertido y mas que cierto..un abrazo.

    • Jordi Jiménez pitarch dice:

      Gracias Valentina, seguiré comentando hasta que venga seguridad y me saque del local. Espero que nadie se enfade, son comentarios sin otra intención que provocar unas risas. Espera a que escriba sobre los catalanes!

  2. carmen dice:

    Como estudio sociológico no tiene precio ???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Racimo de granos de café en diversos grados de maduración

El café: invitado de excepción

Valle de Cocora Salento

El Valle de Cocora

Plato de mondongo de la gastronomía cafetera

Gastronomía Cafetera

Taza de café en un catalán en la tierra de Juan Valdez

Un catalán en la tierra de Juan Valdez (II)

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que darte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies